Fosca nit

La última entrada de este dichoso año. Personalmente no me puedo quejar demasiado, pero vaya, la desgracia me ha rozado como en mayor o menor medida le ha pasado a todo el mundo.

Para otros directamente este habrá sido el año del hundimiento absoluto. Se me revuelve todo cuando pienso en la fragilidad absoluta en la que nos movemos.

Un abrazo a todos los que me habéis hecho compañía  por aquí.