Apretón de manos

Personalmente, la ciudad lo mismo me aprisiona y ahoga, como me da oportunidades de desarrollarme como persona. La fotografía, desde luego me ofrece una baza para reconciliarme con ella. Con un buen apretón de manos hacemos las paces: ella, dócil y áspera, se deja retratar y yo, cansado y asustado,  me dejo llevar por las corrientes de asfalto tras el parapeto cobarde de mi cámara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s