El tren pasa

A los niños no se les escapan los trenes de la vida. Ellos son maquinistas y constructores de puentes, revisores y guionistas de sus historias ferroviarias. Y el adulto, con un poco de suerte y criterio, a su lado añorará lo pasado y velará por alargar su presente. Mi petit Martí siempre dice que quiere ser conductor de trenes y llevar a la yaya Queta de viaje. Cuanto durara la inocencia de sus palabras.

Anuncios

One thought on “El tren pasa

  1. Angel 14 de abril de 2011 / 19:22

    Espero que le dure bastante y cuando sea mayor recuerde estos momentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s