Mi idea de felicidad

Mi idea de felicidad podría venir definida por una imagen como esta. De niño y jugando en un rio en verano con un amigo. Cuando vi a estos niños inmediatamente me vinieron a la cabeza imágenes de interminables días de verano jugando en la naturaleza. Bañarse con la despreocupación de no tener horarios ni límites. Una colchoneta hinchable es un barco pirata, una barca en la orilla el galeón enemigo, y un amigo de juegos el mejor de los bucaneros. Desgraciadamente para mí soy de los que piensa que felicidades como las de esta temprana edad no se vuelven a repetir.

La foto está hecha en un pequeño pueblo llamado Montresor situado en Francia en la zona del valle del Loira donde estuve este verano. Me quede maravillado con los ríos de la zona y la forma como las leches amansados y canalizados de los mismos hacen casi de patios de algunas casas. Vivir cerca de uno de estos ríos y tener una pequeña canoa con la que dejarse deslizar cada día por el rio supongo que podría ser una pequeña aproximación a esa felicidad en la edad adulta.

Un mañana sin bancos

Si me preguntasen cual sería una de las imágenes que desearía ver en un futuro cercano sin duda alguna me quedaría con esta. Mi hijo Martí jugando en el patio de una antigua sucursal bancaria invadida por la vegetación.

Raíces que borran rastros de comisiones, musgo que crece sobre antiguos talonarios de cheques, humus vegetal que consume los últimos reductos de avaricia bancaria. Evidentemente esto es una utopía que probablemente no vaya a ver, ni yo, ni mi hijo. Pero en lo que sí que tengo esperanza es llegar a ver una banca más ética, una banca controlada, con menos poder del que tiene, capada. Donde lo que nos puedan robar sea limitado, donde los gobiernos  no se dejen manipular cual títeres por los grandes bancos todopoderosos.

Desgraciadamente esto ahora mismo está más lejos que nunca. Actualmente en Europa se está poniendo al mando de gobiernos tan importantes como los de Italia y Grecia, y al mando del Banco Central Europeo a personajes que por su siniestro perfil me temo que van a seguir dándole poder sin límites a los grandes monopolios financieros. Por eso desde mi humilde blog os animo a todos a no votarles. A votar con la intención clara de sacar del poder en España a los dos grandes partidos que tanta ineficacia han demostrado hasta ahora. Los que están ya se ha demostrado que son títeres de lo que se dice desde Alemania y Francia, y los que se suponen que vendrán ya están hablando con los mismos para agachar también la cabeza ante ellos. Por eso os pido que vayáis a votar y no les votéis.

Y os recomiendo que os deis una vuelta por el blog de un amigo donde encontrareis argumentos suficientes para no hacerlo, http://revoltaalfrenopatic.blogspot.com/.