Derrumbado

Con esta fotografía os empiezo a mostrar toda una serie de fotografías que he realizado en una fabrica textil abandonada en las cercanías de Sabadell. A día de hoy probablemente esta fábrica ya no exista pues en la segunda sesión que hice ya habían comenzado las máquinas excavadoras a tirarla. No se porque pero este tipo de edificios y este tipo de fotografía me atrae últimamente. No se si  tiene que ver con la situación de derrumbe continuo en la que nos movemos en estos días, con alguna crisis personal própia o que se yo. Intentar encontrar un mínimo de armonía o belleza dentro de la ruina es el objetivo. Jugar con las luces, rescatar objetos olvidados, inmortalizar los grafitis de los osados que han accedido a hacer arte donde solo había abandono. Espero que os gusten.

En estos días …

“En estos días …” así comienza una canción de Silvio Rodríguez que me marco mucho durante mi juventud. Hoy me acordado de ella, y especialmente de una estrofa de la misma que decía:

¡Ay!, de estos días terribles,

¡Ay!, del nombre que lleven,
¡Ay!, de cuantos se marchen,
¡Ay!, de cuantos se queden.

Aunque el sentido de la canción no es el mismo que el que yo le quiero dar, la verdad es que me viene bien para contar que en estos días terribles que nos está tocando vivir, muchos fines de semana hago escapadas matinales a una zona de campo cercarna a mi ciudad denominada Gallecs. Paseando por los campos, observando la niebla, los árboles en flor, los brotes recién sembrados, empiezo a reencontrar un poco el sentido a las cosas. Bueno, más que encontrarle el sentido, de lo que me doy cuenta es de que la belleza que mis ojos ven ha existido antes de que el ser humano habitase a la tierra, existe hoy, y a ciencia cierta estoy seguro de que existirá después de que nosotros dejemos de habitarla. La belleza minúscula sobrevivirá. Independientemente de los mercados, independiente del momento histórico, a pesar del ser humano. En esos momentos me recompongo un poco y cojo un poco de energía para seguir navegando.

Estábamos todos

El 29M en Barcelona estábamos todos, no me cabe, duda, y no solo los violentos como han ordenado a los medios oficiales transmitir. Estaban los perroflautas, estaban los siniestros, los yayoflautas, los niños, lo sindicalistas, las amas de casa, los que persiguen la dación en pago, los de anonimous, los intelectuales, los trabajadores del metal, los informáticos, los matriceros, los ESTUDIANTES, los MÉDICOS, los PROFESORES, todos los que no somos ciegos a lo que nos están haciendo, estábamos Aurora y yo.

Y no nos creemos para nada la versión de los hecho que nos han dado. Ni que solo eramos 80.000 personas, por díos, esa cifra es ridícula.

La marea humana era de las que dan miedo!!!! Políticos traicioneros, no os creemos, vuestras mentiras nos dan lástima porque el tiempo os pondrá en vuestro sitio.