Papa llévame al circo

Comprando la entrada para entrar en el circo de Raluy. Maravillosa experiencia la que vivimos junto a Martí y Aurora. En mi caso, a mis 38 años, era la primera vez que iba al Circo, y la verdad es que fue una experiencia realmente mágica. Para esta niña, sin duda, la afición por el mismo empezará mucho antes.

La sonrisa de la libélula

De una excursión reciente a un riachuelo de la zona junto a mi pequeño Martí y al compañero Ángel Gallardo y su familia. Darse un refrescón mientras vas haciendo fotografías de libélulas resulto ser todo un placer. La verdad es que no tengo ningún objetivo realmente macro, ni un flash que me sirva para este propósito, así que esta primera incursión en la fotografía de estos increíbles insectos, quedo como quedo, pero bueno, dentro de las zonas quemadas, en este caso me hizo gracia el hecho de que el animal parece sonreírme  A lo mejor resultan que son más coquetos de lo que creemos.

 

Clara

Hace unos días que no subo ninguna foto en este blog. El motivo es sencillo, ha entrado en mi vida un pequeño elemento, que como siempre en este casos (y no es mi primera vez), a modificado radicalmente los tiempos y costumbres, rutinas y simpatías. La pequeña Clara nació el 5 de Julio con lo que queda muy poco para que cumpla un mesecito. Los papas ya han empezado el lento pero preciso proceso de adaptarnos a sus maneras y, encantados, hemos empezado esta nueva vida de padres de dos niños.

No soy demasiado partidario de convertir el blog en un lugar de exposición pública de las fotos más o menos agraciadas de la peque, pero por otro lado, también es cierto que siempre este blog ha sido reflejo de las diferentes fotos que he ido realizando en mi día a día.

Y por este último motivo he decidido ir mostrando poco, je, je, el único tipo de foto que he estado haciendo estos días. Espero no hacerme demasiado plomo con el tema. Un abrazo a todo.