Crónicas de la mano izquierda: Vidas de mierda

Vida de mierda - Jose Antonio Rodríguez - 2015

Vidas de mierda II - Jose Antonio Rodríguez - 2015

No la de ellos, la de todos. Con estas dos fotos empiezo a mostrar una serie donde la imperfección se lleva a la máxima expresión. Realizadas un mismo día, disparando desde el pecho, con la mano izquierda y sin mirar la pantalla, apenas intuyendo movimientos de gente comprando en Navidad atareados, agobiados, algunos divertidos (los menos), arrastrándose, envueltos en la marea consumista con más o menos ganas, con más o menos presupuesto. Las fotos son malas a matar, pero en todas ellas he localizados el gesto de una persona que me ha llamado la atención.

4 thoughts on “Crónicas de la mano izquierda: Vidas de mierda

  1. José Luis González 14 de enero de 2015 / 21:02

    Llevo metido en eso de la fotografía toda mi vida. He hecho decenas de miles de fotos de todo tipo por intuición, por instinto, sin saber demasiado o casi nada de técnica y con una cultura fotográfica mísera, aunque, claro, imágenes las ves por todas partes y te influyen. Pero es desde el verano que opero en este campo fotográfico con mayor conciencia y especialización en campos que recorro con intensidad: la street Photography, el retrato, el macro, las dobles exposiciones de los últimos días, hoy hasta he hecho fotos de los patos del estanque de Can Mercader. Hay algo que me ha sorprendido mucho y es el factor tremendo que tiene el azar en la consecución de una interesante fotografía, un azar preparado por el trabajo y el sistematismo. Rara es la vez que uno salga a fotografiar que no encuentre algo. Supongo que se nos desarrolla la intuición y sabemos ver donde otros no ven nada. Ayer me descubrí mirando la tacita de café que me acababa de tomar. Removí los restos del café en la taza estrecha y me di cuenta de que había una macro estupenda si tuviera un anillo luminoso para iluminar el interior de la taza. Quiero decir que estas fotos que nos has traído son puro azar como bien reconoces ¿y qué? Con la cámara al estilo de Joan Colom disparando sin planificación, como hacía él, esperando en el azar que siempre se termina aliando con los fotógrafos de instinto. Los rostros de estas figuras revelan cansancio, aplastamiento, rutina… No sé si es pura impresión o es realidad. Dices de la mierda de la vida de todos. Tal vez refleja un momento bajo tuyo que proyectas sobre lo que encuentras, y lo encuentras, no es casualidad. Has encontrado lo que ibas a buscar. Yo, en estos momentos, no veo la vida como una mierda, y en cierto sentido me siento bastante feliz, entre otras cosas, gracias a la fotografía. Fotografío a mis alumnos, tú los viste y encontré lo que iba buscando: vidas en estado puro, potencias personales, creatividad, jóvenes que vivían intensamente ese momento medular que es la adolescencia. Ya sabes que conmigo tienen “demasiada” confianza pero es bueno para fotografiarlos. Lo uno por lo otro. No soy un ejemplo de individuo positivistas. De hecho me atrae más el pesimismo que el optimismo bobalicón. Por eso me caes, entre otras muchas cosas, tú tan bien. Pero este pesimista radical que soy yo, no deja de sorprenderse y apreciar que disfruta mucho con la vida, con la cámara. Supongo que es un momento especial con tus niños y que pasará. Yo pasé una década tirado por los suelos, hinchado de antidepresivos, pero, curiosamente, ahora intuyo que lo mejor de mi vida está todavía por venir. Seré iluso… Cuando debía ya prepararme para la inevitable decadencia y el apoltronamiento. Pero no me sale de los huevos, que no. En estos momentos tengo tantas ilusiones como cuando era adolescente. Y algún día me tiraré en paracaídas, qué huevos. Y lo fotografiaré. Creo que voy a disfrutar con tu serie de fotos totalmente negras y pesimistas. jajajajajaja.

    • Jose Antonio Rodríguez 15 de enero de 2015 / 9:16

      Desde luego espero tener tu energía y tu capacidad de entusiasmo en el futuro y en el presente por supuesto. Pero a días todos te parece una mierda, y revisando las fotos que subiré en los próximos días así me pareció que era la vida de la gente que deambulaba y la mía misma. Trabajar, consumir, pagar, soñar con las vacaciones, aguantar, arrastrarse por las noches agotado, librar pequeñas batallas con los niños, y recibir pequeños momentos de cariño también, por supuesto, en fin. Yo soy de naturaleza pesimista y negativa aunque soy de los que no me tiro demasiado tiempo con un estado de ánimo concreto, en seguida me voy un día al bosque, a una montaña, lo veo todo desde arriba y empiezo de nuevo. Pero lo mio es siempre leve, afortunadamente en mi vida he tomado un antidepresivo. Muchas gracias por estar siempre ahí, para mí, por supuesto, también es un momento íntimo de placer estos intercambios de impresiones.

  2. moncat 14 de enero de 2015 / 21:46

    Creo que se trata de tu época gris, piensa en positivo, todos los genios tienen su época gris, luego viene la azul, la roja….je, je, je. Hago coña sin quererlo, yo también he pasado épocas por el estilo, en que todo el mundo mundial se confabula contra uno mismo, y lo que más jode, es que los que más quieres, parecen del equipo contrario.
    De todas formas, si tienes tu época gris, estás en tu derecho, que coño!
    ¿quien soy yo para decirte que pienses en positivo?, jilipollas que soy. Pero estoy absolutamente seguro que será una etapa con finiquito, y vendran las fotos de tus playas y calas preferidas de la Costa Brava, de gigantes y bodegones, y volverás -volveremos- a disfrutar.
    Me pregunto que si me hubieras pillado a mi en las mismas condiciones ¿mi gesto y semblante, sería parecido?, seguramente.
    José Antonio, la vida para algunos es una mierda, pero para la mayoría (de los que estamos por aquí), es media mierda, hay que buscar la menos mala.

    De todas formas, hablando de fotos, la expontaneidad que tienen hacen que las observe con cierta frescura y a pesar de sus semblantes, me parecen casi divertidas.

    • Jose Antonio Rodríguez 15 de enero de 2015 / 9:25

      Gracias Moncat. yo también le veo el aspecto divertido a esta gente, y en algunas que supongo que mostraré el tema es aun más acentuado. Efectivamente la vida es un mucho de mierda y también un bastante de momentos agradables, de destellos de felicidad, y pronto volverán de nuevo los gigantes, efectivamente. Y además, en este caso concreto este tema lo espero con ganas. Lo de los gigantes fue algo nuevo para mí el año pasado, pero ahora en el parón invernal me doy cuenta de que lo encuentro a faltar, salir a las calles en rua, es una maravilla, me muero de ganas. De hecho tengo aparcadas cientos de fotos para publicar de cosas pasadas del 2014, de mucho momentos agradables, muchísimos, y sin duda volverán a producirse pronto, lo que necesito ya es recuperar la fuerza y movilidad del brazo, volver a la rutina engranante del trabajo y empezar a pensar en nuevos planes. Gracias por siempre estar ahí desde hace tantos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s