Crónicas de la mano izquierda: Comprando, jugando

Comprando - Jose Antonio Rodríguez - 2015

Jugando - Jose Antonio Rodríguez - 2015

2 thoughts on “Crónicas de la mano izquierda: Comprando, jugando

  1. José Luis González 23 de enero de 2015 / 17:34

    Me quedo con la segunda. La primera me resulta un tanto insustancial. Sin embargo, en la segunda hay algunas cuestiones que suscitan mi interés: todos son hombres y, por lo que dices, están jugando, no sé si a las maquinitas o a juegos de azar como loterías, quinielas, primitivas… Por lo que se ve no se precisa la escena. Son todos hombres y en primer término a la izquierda aparece un rostro cortado algo grotesco que mira la escena. ¡Qué sórdidos son los ambientes en que todos son hombres y mayores! Los bares de hombres decía alguna fémina, los sexshop con las cabinas, el público de los bares de carretera y el ambiente de juego como este. Se los ve de espaldas, sus cazadoras oscuras, uno con sombrero, otro que ríe, otros rostros tapados. Tiene algo de cutre, de sórdido, de mesetario y vulgar. No sé si esa era tu intención. La foto es fruto del azar y menos de cálculo. Si hubiera habido una secuencia de fotos tal vez podría haberse escogido alguna con mayor impacto visual, con más claridad de intención. Es expresiva pero no sé si se desprende solo del azar lo que proyecta al espectador. No la veo redonda, pero ya sé que tus fotos tienen como márchamo que son imperfectas y hechas con la mano izquierda. No se puede pedir más. Has conseguido en esta masa de machos alfa un ambiente a mi juicio poco recomendable y del que saldría huyendo.

    • Jose Antonio Rodríguez 23 de enero de 2015 / 19:26

      A mi la segunda foto me produce las mismas sensaciones que a ti, es imperfecta a matar, la hice de pasada andando y estos hombres no tienen pinta de que les guste que les fotografíen, así que no me atreví a pararme y encuadrar bien, la hice de mala manera de costado. Es un bar de unas de las calles que van de las ramblas al portal del Ángel, no se cual y casi fuera hay una maquina de esas tragaperras, no me gustan nada, el hombre calvo con barba blanca, el segundo que se ve empezando por la derecha, esta jugando en ella, lo recuerdo, y toda la camarilla de detrás esta mirando a ver si gana. Conozco ese ambiente, lo viví de pequeño cuando iba bastante a un bar de unos tíos los fines de semana. Cuando creen que la máquina esta a punto de dar un premio gordo, le llaman que “esta caliente”, y se te juntan todo una serie de moscones, curiosos varios, que se quedan esperando a ver si ganas, o la dejas, para ponerse ellos y llevarse el premio. En fin, es algo que no me gusta nada, de lo más ruin que ha creado el consumismo humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s