Alegría

Alegría - Jose Antonio Rodríguez - 2015

8 thoughts on “Alegría

  1. Joselu (@olahjl) 27 de noviembre de 2015 / 17:49

    ¡Qué buenos momentos te pasas con els correfocs! Yo viví en Berga tres interesantes años antes de que el nacionalismo se apoderara de los cerebros de la gente, no así el clasismo. Berga era, y supongo que sigue siéndolo, una ciudad muy clasista. Pero yo era extranjero y no sentí nada que pueda mirar con algo de desagrado. Fueron años que recuerdo majos. Ya sabes que se celebra allí la Patum y eso es el súmmum en cuanto a diables y bengalas y petardos. Y la culminación de la Patum son los plens. Hay cuatro al año y yo me metí en los tres años que estuve doce veces y creo que volví un año posterior. Inenarrable. Puedo entender esa fascinación que tienes por el fuego y que tus fotos expresan muy bien. Esta, como bien has titulado, es pura alegría, lluvia de fuego. En ella se plantea esa relación entre el fotógrafo con el móvil y el diable (no sé cómo se puede llamar) que da soporte a la imagen. El fotógrafo cazado por otro fotógrafo y el diable con el brazo alzado en tensión. No diría que es genial pero tiene su qué. Consigue su propósito con una composición aceptable.

    • Jose Antonio Rodríguez 27 de noviembre de 2015 / 20:52

      No conocía tu paso por Berga, menudo choque cultural!!!. Estas ciudades pequeñas de interior pueden llegar a ser como cuentas. Conozco algo el caso de Olot, o Vic, Berga debe de ser igual. Siempre eres el de fuera. Estuve una sola vez en la Patum, y la verdad es que aun no entiendo como es que no he vuelto, porque me encantó!!! Me lo pase bomba, fue una experiencia absolutamente maravillosa. Aunque desde luego no apto para gente claustrofóbica o a la que le asuste las masas de gente. No es mi caso. Entrelazarte con 4 o 5 personas mas y volar sin control en una plaza que gira sola al son de un música perfecta en la noche. Algo mágico sin duda.

      La foto dista muchísimo de ser genial, me hubiera gustado que el chico saliese más completo, más centrado. Pero me gustó su sonrisa alegre en el gesto de hacerle una foto al diable. La fotografía de correfoc no es nada fácil, el control de la luz es dificilísimo. Las composiciones no da tiempo de pensarlas, te está quemando, el ruido, la fiesta absoluta, gente que salte, que se cruza,no es nada fácil la verdad.

      • Joselu (@olahjl) 28 de noviembre de 2015 / 8:49

        Saqué las oposiciones de profesor y pedí destino en Berga, ciudad que no conocía. Me llevé allí a dos amigos, compartiendo lo económico, y buscamos una masía para arreglar y levantar. Compramos gallinas, cabras, cerdos, pollos, conejos … y montamos una pequeña instalación. Yo era el único que trabajaba fuera. Mi experiencia fue buena. Recuerdo aquellos años con mucho afecto y a aquellos alumnos abiertos y entrañables. Lo que peor llevaba era el trabajo de la masía. Cuando llegué lo primero que me preguntaron los chavales fue ¿Conoces la Patum? Todo el año es una ciudad provinciana y aburrida que espera el estallido de la Patum. Yo me lo pasé muy bien. Fueron años que recuerdo con mucho cariño a pesar de mil y un problemas que surgieron a la vez que desavenencias entre nosotros los masovers de Can Pagerols. Y por supuesto disfruté de la Patum y aún recuerdo la música de los plens.

      • Jose Antonio Rodríguez 28 de noviembre de 2015 / 20:58

        No se que a pasado con tu último comentario que no puedo contestar directamente a el. Es extraña la historia que me cuentas, je, je, no me cuadra nada con la percepción que tengo sobre ti, de entrada me extraña el destino, pero lo de la granja me parece aun más raro. Pero bueno, es normal, lo poco que te conozco es a día de hoy, muchísimos años después de todo eso que cuentas y donde ya me quedo con una imagen más urbana de ti. Y a tope con la tecnología por cierto, que eso tampoco me acaba de pegar demasiado con lo de las ovejas y las cabras. No se si llegaríais a probar a hacer queso de cabra, es mi debilidad!!!

  2. josep 27 de noviembre de 2015 / 18:33

    Has captado un momento genial. En medio de la lluvia de fuego, siempre hay alguien dispuesto a inmortalizar el momento, y lo mejor de todo, hay alguien capaz de inmortalizar al inmortalizador.
    Un fuerte abrazo

    • Jose Antonio Rodríguez 27 de noviembre de 2015 / 20:55

      Je, je, si, siempre los fotógrafos inmortalizando a otros haciendo fotos, a mi me atrae, y más en esta época que nos está tocando vivir con el auge de los móviles y todo el mundo haciendo fotos con esos aparatos. Un abrazo Josep.

  3. Toril 28 de noviembre de 2015 / 14:25

    Sublime captura, amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s