3 amigos

3 amigos - Jose Antonio Rodríguez Sánchez - 2016

12 thoughts on “3 amigos

  1. luis 9 de febrero de 2016 / 16:50

    La posición que elegiste para este “retrato” hace sentir esa amistad como algo firme y desde luego con vistas al futuro. Puede que estén sentados sobre escombros pero precisamente eso es lo que hace pensar que por encima de cualquier cosa… siempre la amistad. Muy buena. Un abrazo

    • Jose Antonio Rodríguez 9 de febrero de 2016 / 20:03

      Gracias Luís, lo que me llamo la atención es que no estaban pescando ni haciendo nada concreto, aparentemente miraban, y parecían llevar un rato. La idea de los escombros muy buena, tienes razón.

  2. Joselu (@olahjl) 9 de febrero de 2016 / 16:50

    ¡Qué angulo que hace el mar! Curioso. ¿Es un supergran angular? Ese efecto forma parte clara de la foto, así como el tono azulado (cien) que es dominante. Bueno, es una elección. En cuanto a la composición, dudo si sería mejor, desplazados ligeramente a la derecha o mejor en posición central como los has situado. Es una mezcla de circunstancias que hacen una foto muy específica, que no sé si me gusta. Sí, la miro y la miro y no sé qué pensar. Otras veces me parece más claro. El dial está entre el me gusta y el no me gusta. Algo le falta. El equilibrio es precario. No sé, José Antonio.

    He dejado aparcado el libro un metro del suelo, o algo así, porque me he metido a fondo en el tema kafkiano. Cuanto más me introduzco, mayor es mi perplejidad y observo mejor cuando hay articulistas que escriben sin estar demasiado informados. Estoy leyendo El castillo, una obra de 1922 (dos años antes de morir) y para mi gozo he encontrado otra novela de tipo fantástico que puede estar en su gestación. Se titula El otro lado y el autor es un expresionista alemán llamado Alfren Kubin. He leído que a Kafka no le agradaba el género fantástico. Y, sin embargo, esta novela lo es. Seguiremos.

    Un abrazo.

    • Jose Antonio Rodríguez 9 de febrero de 2016 / 20:09

      Buenas, el libro de En un metro del bosque, no creas, empieza más asequible de lo que luego llega a resultar, a mi al final me costo un poco, me gusto, pero había partes más científicas, menos filosóficas que me costaron más que otras. De Kafka no he acabado nada como sabes, pero alguna vez he estado tentado de leer el Castillo que es el libro que más me ha llamado la atención de los suyos.

      En cuanto la foto. La curvatura a mí también me parece curiosa, supongo que es distorsión del objetivo, pero no estoy seguro. Porque de hecho, lo que se ve no es el mar, es una laguna enorme en la zona de la Camarga francesa, la más grande creo, y la franja del fondo es tierra, igual se debe a diferentes elevaciones de la franja de tierra. La composición no tiene mayores pretensiones. Simple y diáfana, 3 hombres mirando la inmensidad delante.

  3. Minimal 9 de febrero de 2016 / 18:15

    Valoro especialmente la sencillez de la composición, su simetría y la perspectiva que nos adentra en esos tres planos.

    Un abrazo.

  4. moncat 9 de febrero de 2016 / 18:33

    Tiene algo que me atrae, me invita nostálgicamente a recordar fotos del pasado reciente, La composición central creo que es un acierto, y esta ligera curvatura del horizonte, algo forzada al bajar el encuadre para incluir las plantas del primer plano, el banco ligeramente inclinado y los tres hombres, parece que relajados mirano al mar, hacen un todo amable, casi candoroso. Es gratificante ver una foto sencilla, sin pretensiones, pero en cambio me genera un estado de ánimo relajado y de complacencia.

    • Jose Antonio Rodríguez 9 de febrero de 2016 / 20:11

      Me alegro de que te guste, la foto como comento no tiene más pretensiones más que montar un momento relajado. Que a día de hoy, es mucho.

  5. Agnieszka 9 de febrero de 2016 / 21:43

    Me recordaron la fantástica película “Lunes al Sol”…

  6. xuanrata 14 de febrero de 2016 / 12:34

    El hecho de estar sentados sobre cascotes podría haber acabado dominando el sentido de la escena. Pero su posible dramatismo queda contrarrestado por ese tratamiento un poco vintage: es la nostalgia la que al final se adueña de la foto, y no cuesta nada ver en esos hombres mayores la figura de los niños que fueron un día, tal vez en este mismo lugar, soñando con un futuro que pasó sin que apenas se dieran cuenta.

  7. Jose Antonio Rodríguez 14 de febrero de 2016 / 20:30

    A lo mejor lo que queda al final de la vida, pasada la niñez, y los sueños de entonces, no son más que cascotes de personas. Un abrazo Xuan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s