Río níveo

Apenas si intuye curvas entre el blanco níveo.  El río que se abre paso incansable hacía zonas más bajas. Las combinaciones son limitadas, y el fotógrafo debe ir con cuidado de no pisar encima de aquello que quiera fotografiar. Cruzar el río tras la fotografía puede ser una aventura que contar en el futuro.

Anuncios