Reflejos en el puerto

Reflejos en el puerto - Jose Antonio Rodríguez - 2015

Anuncios

Abandono marinero

Abandono marinero - Jose Antonio Rodríguez - 2014

Estos días leo el Cuaderno Gris de Josep Pla. Lo mio no tiene perdón. Lo encontré en una librería de segunda mano en castellano y el precio era tan razonable que lo compre. Leer una de las obras maestras de la literatura catalana en Castellano seguramente será pecado para muchos. Pero yo lo estoy leyendo muy a gusto. A sido una grata sorpresa. Pla me calma, me serena, su visión lejana y sosegada de las cosas me equilibra. Me encantan sus paseos por el Empordà cercano a su Palafugell natal. Las calas en las que tan buenos ratos he pasado y a las que Pla, por lo que leo, amaba profundamente. Se fijaba en las cosas pequeñas y disfrutaba de la compañía de las personas sencillas. Se sentía más a gusto con el pescador en su barraca de Aigua Xelida que con cualquier poeta de renombre en un ateneo barcelonés. Me identifico mucho con Pla, con lo que cuenta. Todo un hallazgo.

Paquita

Que puede haber más placentero que pasar una mañana de lunes tejiendo entre barcas tomando el sol a la orilla de mar. Eso parece pensar la mujer. El hombre seguramente, después de décadas de convivencia con ella, a lo mejor le parecen más placenteras otras cosas. Pero en todo caso siempre al lado de ella. Tengo la sensación de que, así como en la juventud o en las primeras fases de las relaciones entre hombres y mujeres, ellas son quizás un tanto más dependientes que nosotros, con los años, y sobre todo en la tercera edad, somos nosotros los que dependemos totalmente de la presencia de ellas para ser felices. La escena parece totalmente idílica pero en realidad la foto esta tomada en Sa Caleta de Lloret de Mar y al ser un sitio de paso obligado hacia la zona del “Castillo” de esta población, el lugar era de todo menos tranquilo. Una verdadera marea de turistas rusos en infinito vagar. El mérito era de la señora por poderse concentrar en lo que estaba haciendo.